Mi nombre es Diana. Soy rumana de nacimiento pero madrileña de adopción, vine a vivir a Madrid siendo muy pequeñita y aunque no fue sencillo, puedo decir que me adapté rápido a este bello país que es España y a su cultura. Nací en una región de mar y quizá sea lo único que extraño, me fascina el mar...Ahí encuentro la paz y las respuestas que necesito, es mi momento de auténtica paz y tranquilidad, donde proyecto todos mis sueños.

          Soy una persona activa, risueña, espontánea y muyyyyyyy nerviosa, me alimento de la alegría y soy extremadamente sensible, lloro rápido. Tengo muchos momentos en los que me invade la tristeza y la nostalgia, no puedo esquivarlo bien pero al rato me doy cuenta de lo corta que es la vida y que estando triste no voy a cambiar la realidad que vivo.

          Creo poco en mí y los demás no paran de valorarme pero me cuesta verlo como ellos.

          Viajar y conocer otras culturas me encanta, me gustaría poder hacerlo continuamente, me adapto rápido.

          Quisiera tener más tiempo para mí, dedicárselo al cuerpo y al alma, nunca lo consigo por más que me empeñe en buscar esos ratos de soledad, en algo fallo, lo sé. 

          Y soy una romántica, ¡el amor es vida!

          Aunque siento que llego tarde, nunca lo es para empezar de nuevo. 

          Espero que os guste mi espacio, ¡va con todo el corazón!